Avance de PlayStation Classic

En 08/11/2018, en Noticias, por ENCOM

El secreto de la nostalgia radica, supongo, en la ilusión de que antes éramos más felices. Los seres humanos funcionamos así, por impulsos, por referencias, estableciendo pequeños puentes mentales entre conceptos que a priori no tienen nada que ver, y por eso un disco, una manera de llevar los pantalones o la sintonía de una serie televisiva son capaces de transportarnos a una época en la que solo nos preocupaba conseguir arañarle media hora al reloj que marcaba nuestra hora de llegada a casa. Puede que en el fondo lo fuéramos, aunque la niñez y la adolescencia tienen lo suyo y el tiempo tiende a dulcificarlo todo, pero el asunto es que ser más feliz implica también ser menos exigente. Todos hemos disfrutado a rabiar con pelis malísimas, libros realmente infumables y canciones de moda que jamás reconoceríamos haber tarareado en público simplemente porque era lo que había, y en cuanto a los videojuegos qué os voy a contar: hoy en día nos pegamos por unos charcos, pero hubo un tiempo en el que llevar en la mochila la última conversión de una recreativa o ese juego japonés del que tanto hablaban en las revistas era suficiente. No importaba que los sprites fueran mucho más pequeños, que la música sonara a lata ni, por descontado, que los textos vinieran localizados al castellano. Si había que jugar con un diccionario entre las rodillas se hacía, y todos contentos.

Solo así puede explicarse el caso de Final Fantasy VII, un título de leyenda que abrió las puertas del JRPG a una generación de españoles de la mano de uno de los trabajos de traducción más descacharrantes que recuerda el videojuego patrio. Un triple A con todas las letras, un buque insignia de una consola líder que llegaba a nuestras fronteras trufado de errores de bulto, de "quizés" y de "allé voys" que estando como está el patio hoy hubieran dejado al sector al borde del conflicto armado, y que entonces se recibieron con guasa porque era eso o la nada más absoluta. Tanto es así que muchas de esas expresiones han pasado a formar parte del imaginario popular, de la jerga de foros y redes sociales y por supuesto del recuerdo colectivo que se tiene de la plataforma que hoy Sony quiere recuperar. Si la intención era jugar a la nostalgia creo que tenía sentido empezar por aquí, por las particularidades, por las imperfecciones, por los pequeños detalles que nos permiten establecer esos puentes mientras dejamos escapar una sonrisilla y puede que algún suspiro, pero por desgracia tendrá que esperar hasta otra ocasión: tanto la aventura de Cloud como los 19 juegos restantes que acompañan a la consola llegarán en sus versiones originales, inalteradas, hasta tal punto de conservar en todos los casos un pluscuamperfecto inglés.

Es cierto que hay excepciones, porque algunos juegos gozaban de un selector en su día y por ejemplo Grand Theft Auto puede ser disfrutado en una selección de cuatro localizaciones que desgraciadamente no incluye el castellano en sus filas, pero que nadie espere un esfuerzo extra por parte de Sony aquí: más tarde hablaremos de extras, o más concretamente de la desconcertante falta de ellos, pero en lo tocante al idioma no hay versiones provenientes de nuestro mercado ni por supuesto menús añadidos a posteriori que nos permitan curiosear con diferentes opciones lingüísticas. No es solo que la lista de juegos en las máquinas europeas y americanas coincidan (la japonesa, sin embargo, sí se reserva unas cuantas sorpresas, como Parasite Eve o las dos primeras entregas de Arc The Lad), sino que en esencia hablamos de los mismos archivos, de roms americanas que no parecen haber sufrido el más mínimo trabajo de adaptación. Supongo que el asunto traerá cola, así que creo que es importante aclararlo desde el principio.

Read more…

Etiquetado como: 

Los comentarios están cerrados.

Aceptamos Tarjetas de Débito/Crédito

Aceptamos Tarjetas de Débito/Crédito

Calendario

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930